lunes, 19 de mayo de 2014

Videodanza ---> #EntreLaCiudad


Una mañana de marzo, Rommel me llamó para que lo asistiera a la filmación de un nuevo proyecto de danza. Tenía muchos días sin hablar con él, como ahora. En ese momento no me importó caminar desde mi edificio hasta la estación del Metro Maternidad, una más al Este de la que estoy acostumbrada a tomar, para poder escuchar bien de qué iba el proyecto. En la conversación hablamos de que yo me encargaría de tomar nota de todos los lugares de Caracas a los que ellos iban a bailar sin música y con lo que cargaran encima: la ropa y su energía.

El proceso fue aparentemente simple. El domingo siguiente nos encontramos en Bellas Artes y, en medio de la gente que fue al último día de la Feria del Libro de Venezuela, nos escabullimos en Metro hasta Plaza Venezuela. Con el Abra Solar de Alejandro Otero como escenografía, Rommel empezó a improvisar con una muchacha del Ballet Teresa Carreño a la que incluyó en un proceso personal de su compañía 100% Impro Compañía de Danza. En este primer punto, que sirvió de calentamiento, los cuatro acompañantes sacamos celulares y cámaras para tomar distintos ángulos de lo que estaban haciendo. De pronto estaban perpendiculares a la sombra de la escultura y paralelos a la Doble Fisicromía de Carlos Cruz-Diez en homenaje aAndrés Bello.

Seguimos.


Me enteré que el proyecto se llamaba #EntreLaCiudad porque en Instagram había un video de un ensayo replicado en las redes sociales. Se me ocurrió entonces que podía ser interesante abordarlo desde ahí porque Rommel me contó que una de las razones por las cuales estaban filmándose era porque las protestas en Venezuela, que no solo han afectado la situación política y económica del país, le dieron durísimo a la cartelera de danza. El año pasado, cuando se murió el Presidente Hugo Chávez, la temporada casi se suspende. Y en 2014, so riesgo de que pasara lo mismo, prefirieron que la gente asistiera con comentarios y sin horario definido. Fue así como decidimos compartir nuestras experiencias a través del lente de la cámara del celular y colocar dos veces a la semana fotos con tips interesantes del lugar que visitamos y los sábados un adelanto de un videodanza completo que grabó Juan Cristóbal de la Barra con un resultado que dejó ganas de más.

Luego de Plaza Venezuela viajamos seis estaciones al Oeste para subir las escaleras de El Calvario. Son 90 escalones blancos que al fondo colindan con la urbanización 23 de Enero, pero que antes de eso ofrecen un respiro vegetal. A pesar de que da vértigo la subida, tiene uno de los mejores miradores públicos del Centro de Caracas. Ahí, nos detuvimos. Ahí nos dimos cuenta que las motos pasan, que las mamás llevan a sus hijos de la mano con bolsas cargando y que, como un domingo cualquiera, hay unas cuántas personas que suben por curiosidad. El Calvario nos dejó dos momentos de sorpresa; los dos con la mayor iluminación del mediodía.


Bajando por la Plaza O’Leary, y tomando en cuenta que la fuente en donde están Las Toninas de Francisco Narváez estaban funcionando, nos detuvimos. Unos pasos a la derecha, fijamos la mirada en el mural del ecuatoriano Guayasamín que está a un costado de la Plaza Caracas. Finalmente, tomamos un bus hasta el final de la avenida Bolívar donde, a la altura de Parque Central, filmamos los últimos movimientos de Rommel y su compañera.

El resultado lo comentamos entre birras. Se habló de hacer un taller de improvisación en danza para grabar la segunda parte, de ir hasta Petare, de pedirle a la gente que nos acompañara a una nueva ruta de filmación. Incluso alguien sugirió, luego, hacerlo en otras ciudades de Venezuela o de incluir otros géneros de danza. Lo cierto es que, sin anunciar el futuro, luego de ese día siguió un intenso mes de trabajo que dedicamos a la difusión del proyecto, cinco semanas, hasta el 29 de abril que se celebra el Día Internacional de la Danza. Tuvimos varias entrevistas en radio que surgieron del hashtag en las redes sociales y, al final, estrenamos el resultado en la Librería Lugar Común de Altamira, donde fue la primera proyección. Desde entonces, el video corre en  Youtube gratis para que todo el que quiera llegarle a Caracas de una forma distinta, se meta en los recovecos de #EntreLaCiudad.

La ciudad y la danza hacen match desde sus características particulares y más en Caracas que, como en la improvisación, se sortean obstáculos cada segundo como parte de un proceso continuo.

Con ustedes, #EntreLaCiudad



No hay comentarios: